Problemas de salud en el mundo de la empresa

Los directivos de empresas y altos ejecutivos representan un colectivo de riesgo de padecer problemas de salud relacionados con el estrés y la ansiedad generados por la carga de responsabilidad de sus puestos de trabajo.

Costes asociados a enfermedades y patologías en directivos

La carga de responsabilidad, el estrés o la ansiedad son algunos de los factores desencadenantes de los problemas de salud que padecen los altos directivos. El directivo ofrece, por las condiciones específicas de su trabajo y estilo de vida, un modelo para el estudio de los principales problemas que afectan a la salud del cerebro, extensible a otras personas sometidas a niveles de estrés y tensiones emocionales similares.

El exceso de colesterol, el déficit metabólico y la encefalopatía vascular, que puede conducir a trastornos depresivos, son los problemas de salud más comunes de este colectivo profesional de alto riesgo, según los datos arrojados por un estudio presentado por el Dr. Ramón Cacabelos, director del Centro de Investigación Biomédica EuroEspes. El estudio, que se basa en el análisis clínico de 192 ejecutivos españoles (126 hombres y 66 mujeres), concluye que alrededor de un 7% de los directivos empresariales españoles goza de un buen estado de salud, mientras que la mayoría de ellos presenta trastornos de salud que pueden evolucionar en problemas más severos a medio y largo plazo. El 22 por ciento de los ejecutivos padece problemas de tipo cerebrovascular, como mareos, vértigo o dolores de cabeza, el 15 por ciento tiene cefaleas y más del 17 por ciento padece trastornos depresivos.

El perfil medio del directivo que acude a la clínica EuroEspes es el de un varón de 47 años aquejado de problemas de salud que podrían considerarse leves, como pequeños mareos, dolores de cabeza o síntomas de ansiedad. Sin embargo, tras dichos patrones sintomáticos, en muchas ocasiones se ocultan problemas fisiológicos de mayor gravedad, que son detectados tras un completo protocolo diagnóstico.

Las pruebas realizadas revelaron también que una cuarta parte de los directivos mostró resultados anormales en los electrocardiogramas y un 15 por ciento en los escáneres cerebrales.

Trastornos más frecuentes en directivos

Por orden de prevalencia (de mayor a menor), los trastornos más frecuentes detectados en directivos por medio de estas pruebas diagnósticas son:

  1. Colesterol

    Exceso de colesterol (hipercolesterolemia) y grasas (hiperlipemia) en sangre

  2. Problemas cardiovasculares

    Enfermedades cardiovasculares asociadas a hiperlipemia e hipertensión arterial

  3. Enfermedades cerebrovasculares

    Enfermedades cerebrovasculares y el riesgo de padecer un ictus o un accidente cerebrovascular a partir de los 60 años

  4. Función hepática y transaminasas

    Aumento de las transaminasas y trastornos en la función hepática, normalmente debidas al exceso de comida y/o consumo de alcohol

  5. Trastornos depresivos y ansiedad

    Trastornos depresivos y ansiedad, que contribuyen a la inestabilidad emocional

  6. Déficits Metabólicos

    Déficits metabólicos, especialmente por carencias en vitaminas B6, B9 (ácido fólico) y B12

  7. Otros trastornos

    Otros trastornos menos frecuentes como hiperglucemia, diabetes mellitus tipo-II, hipotiroidismo o cáncer (pulmón, digestivo, próstata, ginecológico, mama)

Teniendo en cuenta estos perfiles de riesgo entre directivos de empresa y altos ejecutivos, sería conveniente implantar planes de diagnóstico preventivo en las empresas, con el fin de reducir los costes, a nivel productivo y económico, derivados de la salud.