Neuro-psicología

El vínculo entre comportamiento y cerebro

Desde el Departamento de Neuropsicología ofrecemos ayuda psicológica a una gran variedad de pacientes, desde niños con fracaso escolar, dificultades de aprendizaje o trastorno de conducta hasta adultos con problemas neuropsiquiátricos de diversa índole y trastornos neurodegenerativos y/o trastornos del movimiento.

¿Para qué sirve una valoración neuropsicológica?

La valoración neuropsicológica permite definir el estado cognitivo y psicológico del paciente, con el fin de discriminar de manera precisa la existencia de posibles lesiones o afecciones en el cerebro que repercuten en la vida cotidiana del paciente.

Un diagnóstico neuropsicológico puede ayudar a identificar la presencia de alteraciones cognitivas precoces y leves cuando todavía no implican un compromiso de la actividad diaria del paciente.

Esta detección temprana resulta especialmente importante en patologías como las demencias, así como en procesos metabólicos y tóxicos, en los que contar con herramientas que faciliten el diagnóstico diferencial resulta prioritario.

¿Cuándo debe realizarse una valoración neuropsicológica?

Generalmente se recomienda realizar una evaluación neuropsicológica cuando existen sospechas, síntomas o quejas relacionadas con la memoria, la atención o el razonamiento.

Las enfermedades de naturaleza neurológica, comolas demencias o los accidentes cerebrovasculares, suelen cursar con cambios en la capacidad de concentración, memoria, razonamiento e incluso en el comportamiento y las emociones.

También se realizan valoraciones neurocognitivas en enfermedades psicológicas y psiquiátricas como la esquizofrenia, la depresión mayor, trastornos de ansiedad (crisis de ansiedad, claustrofobia), trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) o trastornos de adicción a sustancias entre otros, dado que a menudo conllevan un compromiso del funcionamiento cognitivo de una persona.