LA VACUNA EB‐101 DE EUROESPES

  • En el modelo preventivo de la vacuna se vio que los animales inmunizados no desarrollaban la enfermedad a lo largo de la vida.
  • La vacuna se experimentó en animales transgénicos portadores de las principales mutaciones genéticas responsables de la enfermedad en seres humanos.
  • En el modelo terapéutico se comprobó que en los animales que manifestaban signos de degeneración cerebral, la administración de la vacuna reducía de forma espectacular los rasgos patogénicos genuinos que caracterizan a la enfermedad de Alzheimer en el cerebro: los depósitos de beta‐amiloide, los ovillos neurofibrilares y las reacciones neuroinflamatorias mediadas por las células gliales.
  • Con esta modalidad de vacuna se evitaban las reacciones meningoencefalíticas letales que hicieron fracasar a otros modelos previos de vacunas anti‐Alzheimer.

La EB‐101 es una vacuna bivalente, con actividad profiláctica y terapéutica, lograda por medio de un proceso de inmunización en animales transgénicos, portadores de los genes humanos mutantes responsables del Alzheimer, en los que el inmunógeno es encapsulado en liposomas ricos en S1P.

En su larga carrera de más de 20 años de lucha contra la enfermedad de Alzheimer, el Centro de Investigación Biomédica EuroEspes y su filial biotecnológica, EuroEspes Biotecnología, bajo la dirección del Dr. Ramón Cacabelos, acaban de dar un paso trascendental con un nuevo modelo de vacuna que previene la enfermedad y reduce eficientemente las lesiones cerebrales en aquellos casos en los que el Alzheimer ya se ha manifestado. La documentación oficial de la nueva vacuna EB‐101 de EuroEspes fue aprobada por la oficina de patentes de Estados Unidos a finales de 2011, y los datos técnicos de esta nueva vacuna se han hecho públicos en un extenso trabajo publicado en la prestigiosa revista International Journal of Alzheimer’s Disease.

Esta vacuna de carácter preventivo y terapéutico, completamente innovadora, se caracteriza por la introducción de un nuevo inmunógeno‐adyuvante diseñado para
generar anticuerpos contra las placas neuríticas donde se acumula la proteína beta‐amiloide (Aβ) que daña el cerebro de los pacientes con Alzheimer. La otra característica distintiva de esta vacuna es que va encapsulada en liposomas ricos en esfingosina‐1‐fosfato (S1P) que contribuyen a la regeneración neuronal. Estas dos características innovadoras confieren a la vacuna el carácter dual, de profiláctica (preventiva, antes de que aparezacn los síntomas) y terapéutica (en aquellos casos que
ya han manifestado síntomas de la enfermedad).

El equipo de científicos que participaron en el proyecto, dirigidos por el Dr. Ramón Cacabelos, y coordinados por la Dra. Carmen Vigo, investigadora asociada a EuroEspes
Biotecnología en California, lo integraban el Dr. Iván Carrera del departamento de Neurociencias Básicas, la Dra. Lucía Fernández‐Novoa del departamento de Genómica Médica, y el Dr. Valter Lombardi del departamento de Biotecnología de la Salud.